Base deslizante aluminio 200×330 mm para sillones Marinos

La Base deslizante aluminio 200×330 mm para sillones Marinos es altamente adaptable y cómoda para el usuario, se trata de una base con los mecanismos ergonómicos adaptable totalmente al usuario mediante una maneta que está colocada en la misma base.

El desplazamiento de la base es estable y sin movimientos bruscos.

Características de Base deslizante aluminio 200×330 mm para sillones Marinos

  • El deslizado se efectúa de forma manual y sostenida, pues ofrece una cierta resistencia para evitar movimientos bruscos.
  • Está elaborado en aluminio anodizado con acabado brillante por lo que es más resistente al uso y al ambiente marino
  • Diámetro base: 228 mm, diámetro tubo: 87 mm
  • Es impermeable gracias a su fabricación en aluminio anodizado.
  • Está reforzado y así evitar que se rompa al estar en contacto con superficies rugosas o afiladas.
  • Totalmente resistente a las inclemencias del clima o la exposición continua al mar.
  • Es compatible con cualquier modelo de pedestal.

Mantenimiento de Base deslizante aluminio 200×330 mm para sillones Marinos

  • Inspeccionar periódicamente la Base deslizante aluminio 200×330 mm para sillones Marinos para encontrar rayones, manchas y otros daños para asegurar que las reparaciones menores se hagan regularmente.
  • Inspeccionar también periódicamente todos los componentes de la Base deslizante aluminio 200×330 mm para sillones Marinos así como sistemas de fijación para asegurar que todo esté estructuralmente intacto y funcionando adecuadamente.
  • Sustituir las partes dañadas y apretar cualquier tornillo flojo.
  • En general se recomienda el uso de productos de limpieza basados en agua y biodegradables, así como hacer primero una prueba en un área pequeña para cerciorarse que el resultado es favorable y no daña las propiedades originales de la base.
  • Aplicar con algodón industrial o casero cera presuavizada para auto. En climas húmedos y con ambiente salino se debe aplicar una vez al mes.
  • No se recomienda utilizar benceno, acetona, alcohol desnaturalizado o gasolina o cualquier producto que contenga alguno de éstos componentes; éstos solventes ablandan la superficie y pueden causar grietas o daños. Evite utilizar soluciones para limpiar cristales así como limpiadores e instrumentos abrasivos. Asegure que los materiales de limpieza estén siempre libres de polvo grueso o partículas que puedan dañar el mueble.
  • Para manchas difíciles se debe aplicar una solución de jabón suave con una esponja limpia, luego enjuagar bien y deje secar al aire libre. Para manchas de aceite y grasa, limpie la piel con un paño limpio y seco y deje que los residuos del aceite se desvanezcan en la piel.

 

Anuncios